Cuentos con corazón

Los cuatro cuentos que componen el libro son un buen recurso para trabajar la educación emocional en la escuela y en casa. Aprenderán a dar las gracias, a encontrar el valor del silencio, a manifestar los afectos y aumentar la empatía y también algo muy difícil, aceptar que hay que despedirse de los momentos y de las personas.

Educar la INTELIGENCIA EMOCIONAL de los niños y niñas se ha convertido en una tarea necesaria en el ámbito educativo, tanto en casa como en la escuela. Educarlos emocionalmente los ayudará a conocerse mejor, a ser más pacientes, participativos, empáticos, tolerantes, solidarios y a que aprendan a reconocer y regular sus propias emociones.

La educación de la inteligencia emocional será una de las claves para acabar con el acoso escolar, con la intolerancia, y con la falta de respeto hacia muchas personas. Mediante su desarrollo se fomentará la igualdad y les ayudará a subir el umbral de la frustración.

Al final del libro se encontrarán unas orientaciones pedagógicas para el profesorado y las familias.