¨No soy Ana Frank, no soy tan inteligente ni lista, este diario no lo leerá nadie y lo mejor: no pienso morirme con 15 años. Ya hice un trato con Dios y llegamos a un acuerdo: me moriré vieja, arrugada y seré sabia, muy sabia y seré así porque viajaré mucho¨
Así comienza Manuela su diario, un diario que se convertirá en su mejor amigo pero ella no lo sospecha. A ella le gusta ir al colegio, le encanta el teatro, estar con sus amigas y disfrutar de su familia. Es una niña feliz.
Su vida comienza a cambiar cuando llegan los rumores, rumores que vienen de Oriente y traen algo que nadie sospecha: un virus, el coronavirus, que se extiende por todo el mundo convirtiéndose así en una gran pandemia. Su cole deja de ser presencial para ser on line y la vida cambia totalmente. Manuela tiene que confinarse en casa junto con su familia y despedirse por un tiempo de su existencia anterior. Ella inicia un viaje interior a través de sus emociones, sentimientos y pensamientos .Los libros y la escritura serán los grandes compañeros que la ayudarán a comprender, a empatizar, a crecer, a madurar…